jueves, agosto 25

Un par de galletitas de avena para comenzar el día. De madrugada empieza la primera clase y para mi sorpresa hoy no estoy a punto de quedarme dormida sobre el pupitre. Continúa normal, tranquila, monótona, aburridísima. Cuando termina, me retiro del salón, enojada: me molesta sobremanera que las personas me presionen, me crea un tipo de contrariedad inducida, defensiva y autolimitante. También ODIO el complejo de dioses que se crean algunos, es peor que Shakira interpretando canciones de prostituta.


Gracias a quien corresponda porque mañana por fin es viernes. Más agradecida estuviera si la semana fuera algo tipo L M M J V S S S D D. Tal vez cuando domine el mundo se me permita cambiarlo, entonces eliminaré también todos los meses, excepto Julio, Agosto y Diciembre.

domingo, agosto 21

Chubasquera

¿Quién no sintió alguna vez una nube negra sobre su cabeza? Les huimos a la mala suerte, a los malos amores, pero ¿qué pasa si en realidad es esa nube, la del Chubasco, lo que estamos buscando?


Santina: Boluda, dejá de llamarlo.

Jari: ¡Pero me gusta! Y por fin alguien me trata bien, alguien me llama a la noche para que duerma bien, alguien me abraza cuando vamos al cine, alguien espera los 45 minutos que tardo en arreglarme...

Santina: Es un chubasco.
Jari: ¿Un qué?

Santina: Otro chubasco. ¿Tomás Mora? Chubasco. ¿Enrique Soto? Chubasco. ¿Martín Fornella? Chubasco.

Jari: ¿Qué decís?

Santina: Que sos una chubasquera. Te gustan los tipos que vienen, te mojan y se van.

Jari: Te juro que esta vez no es así.

Santina: Dale, pero cuando todo se ponga gris y te mojes, y para variar no estés preparada con un paraguas, te vas a acordar de mi y, obvio, va a ser tarde.

Jari: Envidiosa de porquería.
Santina: Chubasquera.

viernes, agosto 19

Entre nosotras

- ¿Y qué ha pasado con el chico ese?
- Ay ya sabes como soy. Ya me cansé y aburrí de que no pase nada, entonces me vale madre.

Amigas como ella y conversaciones como esa (L)

miércoles, agosto 17

Porque el cambio es necesario

Lo explico: lo quería simple, sencillo y conciso. Tantas flores, tanto color y tanta buena onda me estaban haciendo poco menos que daños irreparables. Y no se reduce solo al blog, NO. Mi piel se ha tostado un poco a causa del intenso sol y eso que le falta una ida a las albercas antes de que termine el verano. Pelo rojizo + piel oscura no me cae, entonces supongo que volveré a mi antiguo y aburrido color de cabello casi negro.

Más novedades: la Facultad me trata bien. Eso sin mencionar el patético (PATÉTICO, lo he remarcado con mayúsculas) incidente con el último día de la tradicional novatada el viernes pasado y la reciente protección animal que eso ha desencadenado. No estoy en contra de los pobres animalitos pero esa historia me parece de lo más loca, exagerada y sin precedentes ni fundamentos válidos. Me jode mucho aunque no sea problema mío. Lo demás es demasiado lindo: asisto a dos, tres o cuatro clases diarias y antes de que mi madre despierte ya estoy en casa. Una delicia completa.


Y sí, tengo una mente retorcida que hace que imagine cosas para torturarme, para que me enoje con todo y acabe leyendo libros donde voy a odiar al autor por describir tan malditamente bien lo que siento.
 

domingo, agosto 14

Tengo un amor como ninguno, un amor que nunca quiero perder. Un amor de esos que pocos somos los afortunados de haber encontrado. Único, con sus altas y bajas pero en fin siempre sincero y, a su manera, simplemente perfecto. Mi amor es mi motivación diaria, me invita a soportar el estrés escolar porque sé que a la tarde conversaremos y el fin de semana le miraré los ojos verdes. Mi amor me mantiene con los pies en el suelo. Es lo más.

sábado, agosto 13

1208

EL MEJOR TERCER ANIVERSARIO DE TODOS


Miles de gracias.

martes, agosto 9

Me duele el cerebro.


En sentido figurado, claro. Ya se yo que el cerebro en sí no puede doler, lo aprendí el semestre pasado, pero de verdad que me molesta tanto la cabeza que siento como si mis sesos estuvieran en medio una revolución descomunal. Ayer por la tarde dormí tres horas y por la noche cerca de diez. Hoy no quise ir a la Facultad porque los horarios son un desastre y no me sentía de ánimos de pasar otro día sin una sola clase allá (como ayer), así que preferí quedarme en casa a dormir hasta tarde, comenzar a leer para las clases de mañana y evadir el horrendo sol que hace por estas épocas.

domingo, agosto 7

Último día

Volver de nuevo a la rutina monótona, cotidiana, aburrida y estresante: las vacaciones de verano del 2011 terminan. Suena a que tengo ánimos de vomitar durante el resto del día (o durante toda la nueva semana).

Extrañaré sobremanera despertar al medio día y no tener obligaciones de ningún tipo mas que dormir y comer respetando mis horas. Sí, llámenme perezosa, pesimista, irresponsable y demás adjetivos del tipo. Ni me importa, suficiente tiempo tuve siendo lo opuesto a eso. Y hoy mis hormonas no me ayudan en nada. Irreparable de momento. Sepan comprender: en este domingo tengo activado el modo negativo.


Cuando era una infante, volver a clases me provocaba emoción.
Aba, aba, aba...

viernes, agosto 5

miércoles, agosto 3

Puntos varios

A casi dos semanas del estreno de la octava y última película de Harry Potter en las salas de cine, finalmente anoche fui a verla. Hasta ayer porque antes nadie quería acompañarme. La verdad yo nunca me he considerado fan de ésta saga, ni siquiera he leído los libros, sin embargo las películas me gustan bastante y he procurado ver cada una por lo menos una vez.


La película es buena pero debo decir que, en mi opinión, hubiera estado mejor que J.K. Rowling cortara el libro al momento en el que el famoso protagonista muere, obviamente continuando la historia pero desde un enfoque definitivamente mucho más melancólico, dramático e inesperado. Por cierto, inesperada fue como me resultó la historia de Snape (incluso llegué a pensar que él era el verdadero padre de Potter), ya me imagino mirando esa parte con los ojos húmedos, la boca abierta y mi cara de boba.

El caso es que yo me pregunto, ¿por qué siempre finales felices? Un poquito de drama y finales fatales, por favor. Sobre todo si se trata de sagas tan famosas.


Para terminar, tengo un nuevo amor platónico y su nombre es Albus Severus Potter. O mejor dicho: Arthur Bowen. Y eso que prefiero los ojos verdes en lugar de los azules. Y eso que le gano en edad por casi seis años.

Un pedazo del Cielo






martes, agosto 2

Me gustas porque eres simplemente único y haces lo que te viene en gana aún cuando la humanidad entera conspira contra ti.
Te amo como a nadie jamás.