viernes, diciembre 30

Si algún día decidieras
alejarte nuevamente de aquí,
cerraría cada puerta
para que nunca pudieras salir.
A

miércoles, diciembre 21

domingo, diciembre 18

He about to lose me

But I got someone, waiting at home.
He says he in love but
lately I just don't know.
He don't see me or make me feel hot.
A

jueves, diciembre 15

White nights

Va una semana desde que terminé los pendientes en la escuela. Apenas una semana y ya he perdido la conciencia, la noción del tiempo y la cordura entera. Desespera a momentos, pero el relax le sienta bien a cualquiera. La TV es sinónimo de Ale en vacaciones.


He recuperado el contacto humano personal y virtualmente hablando. Eso me agrada bastante. Tuve ya mi primera posada tan propia de la época decembrina y también ya he dormido la primera noche de la temporada vacacional fuera de casa, una pijamada con algunas compañeras de la facultad con motivo del cumpleaños de una de ellas. Pasar el tiempo con amigas es lo más: compartir momentos que harán función de ser tema de conversación durante los próximos cincuenta años. Y yo no lo recordaba porque en mucho tiempo no lo había hecho.

Metas para éstas vacaciones: 
1. Recuperar el tiempo (dícese contacto) perdido.
2. Descansar sin límites, con todo lo que eso conlleva.
Veamos si la primera no se me dificulta demasiado.

jueves, diciembre 1

Bi en ve ni do el doceavo

El mes del invierno, de las fiestas de navidad, del viejo panzón vestido con traje rojo. El mes de las vacaciones, de las despedidas momentáneas y de la extraña melancolía que a algunos nos embarga sin motivo alguno. También marca los años que me envejecen: Diciembre es mi mes.

Una semana más y soy libre de escuela, por fin. Más que simple descanso momentáneo, creo que las vacaciones fueron inventadas con el fin de conservar la poca cordura y salud mental que ronda por estos tiempos. La gente necesita dejar de verse, alejarse, descansar de ciertas compañías y distraerse un poco.


Por supuesto que hay excepciones. Casi nulas, sí, pero las hay. A mis excepciones yo las suelo extrañar muchísimo. Ejemplifico: Desde que él fue mío, odié inexorablemente las vacaciones porque las circunstancias nos obligaron a dejar de vernos durante largo tiempo (mínimo un mes completo). Todavía nos obligan las muy inoportunas.